SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Sábado 28 de Noviembre de 2020
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-night23 °C
SECCIONES
Chiapas de Tradiciones
Agro info
Agro notas
Agro negocios
Agro eventos
Agro Turismo
Ambiental
Agro Bovinos
Agro Tecno
Agro mujer
Agro Entretenimiento
Negocios
Noticias
Política
Turismo
Agricultura
Tecnología
Ganadería
Eventos
Mujer
Niños
AGRICULTURA

Turismo

TONINÁ La ciudad maya del día y de la noche


Dentro del mundo maya, Chiapas ofrece decenas de opciones llenas de cultura y tradición para los visitantes nacionales e internacionales. Toniná (350-900 d. C.) ubicado en el municipio de Ocosingo e inmerso en una de las zonas ganaderas más importantes del estado, es uno de los sitios arqueológicos más imponentes pero menos difundidos por las agencias de turismo.

En la ruta turística tradicional entre San Cristóbal de Las Casas y Palenque, se visitan las Cascadas de Agua Azul y la increíble cascada Misol há, dejando fuera a Toniná al pensar que los turistas no están dispuestos a visitar “un sitio arqueológico más”.

Toniná cuenta con una personalidad única y está compuesta por siete grandes terrazas o plataformas que encimadas forman una de las pirámides más grandes del mundo

 

Lo cierto es que Toniná no es otro sitio arqueológico más, cuenta con una personalidad única y está compuesta por siete grandes terrazas o plataformas que encimadas forman una de las pirámides más grandes del mundo, con tres metros más que la pirámide del sol en Teotihuacán y lo doble en base a la de Cholula en Puebla.

Sus muros aún conservan ciertos sectores de su decorado original en estuco, técnica arquitectónica utilizada en todas las construcciones mayas y que narran sucesos de la vida cotidiana además de la cosmovisión de estos pueblos mesoamericanos.

Destaca el templo del inframundo donde se hayan pasillos que simulan el primer plano de vida en el cosmos maya, un espacio oscuro y húmedo, sin duda un lugar icónico durante tu visita a Toniná.

Otro punto de interés es el mural de las cuatro eras, ahí se plasma con el puro estilo maya modelado en estuco gran parte de la cosmovisión mesoamericana; además de celebrar la finalización de una cuarta era en el proceso del tiempo de esta gran civilización, se ven seres imaginarios enmarcados de la serpiente emplumada y en la parte central la figura del señor del inframundo Ah Puch o también llamado Hun Camé quien lleva la cabeza de un sacrificado simbolizando la muerte de este ciclo de tiempo.

Durante tu ascenso notarás figuras de cautivos, amarrados y en cuclillas, quienes posiblemente fueron sacrificados o destinados a las labores de construcción de los templos de los señores de Toniná, personajes alados que simbolizan danzas sagradas a sus deidades o ceremonias rituales indispensables para cumplir con el ciclo de vida de su universo. Toniná fue una urbe que convivió con grupos étnicos venidos del altiplano central, pues en los restos encontrados y ahora exhibidos en su museo de sitio, son notorios estos lazos comerciales y sociales (600-800 d. C.).

Para llegar a la cima se necesita un poco de esfuerzo físico y gallardía, pues los sentidos estarán al tope al sentir el viento fresco y la inmensidad del valle de Ocosingo. Esta ciudad que algún día fue comandada por B’alam Yaxu’un Tihl también conocido como Tsoj Choj Muan, integra bien la mitología del inframundo con su juego de pelota hendido y el supramundo coronado por su verticalidad justo donde está Itzamnaaj y donde el sol impone su poder.

Al término de tu viaje no olvides visitar los restaurantes de la zona pues ofrecen gran variedad de platillos exquisitos a base de carne de res y el delicioso queso de bola de Ocosingo, acompañado de una excelente y tibia taza de café.



Nombre: Jesús Antonio Gálvez
Ocupación: Guía de Turistas General
Correo: jagd_12@hotmail.com

NUESTROS ANUNCIANTES