SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Miércoles 20 de Noviembre de 2019
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day16 °C
SECCIONES
Chiapas de Tradiciones
Agro info
Agro notas
Agro negocios
Agro eventos
Agro Turismo
Ambiental
Agro Bovinos
Agro Tecno
Agro mujer
Agro Entretenimiento
Negocios
Noticias
Política
Turismo
Agricultura
Tecnología
Ganadería
Eventos
Mujer
Niños
AGRICULTURA

Política

REALIDAD Y RETOS DEL AGRO EN CHIAPAS PROPUESTAS URGENTES PARA EL ÁMBITO RURAL PARTE 2


Como se publicó en el número anterior de esta revista, la realidad de Chiapas es muy compleja por su número de habitantes, localidades, su multiculturalidad y por el mal manejo de sus tierras. En aquella edición presentamos la primera propuesta para el ámbito rural para optimizar el uso de los recursos disponibles para el desarrollo de la productividad y competitividad del país y del estado, pero también mejorar los niveles de bienestar de la población. Esa propuesta era un “Programa estatal para la organización rural productiva y fomento de la asociatividad”. Se presenta la segunda propuesta. Programa estatal para la diversificación productiva y la agroindustria

Problemática que atiende: inseguridad alimentaria y preservación de la biodiversidad y los recursos naturales.

Según la FAO, los precios mundiales de los alimentos incrementaron en 140%, del 2000 al 2012. La diversidad de cultivos ha disminuido en los últimos 50 años y ha generado la “homogeneización de la dieta global”, que hace a la agricultura más vulnerable a amenazas como la sequía, plagas y enfermedades que se acentúan en muchas partes del mundo.

La dieta mundial se compone de trigo, arroz, papa, azúcar y soya. Así, el 93% de los alimentos se obtiene de 30 especies de plantas (de éstas, 8 producen granos que proveen el 66% de la comida); y el otro 7% proviene de animales. El trigo es un alimento estratégico en más del 97% de los países. La soya se consume en casi tres cuartas partes de las naciones. Estos cultivos han sido importantes para combatir el hambre mundial. Hay también una creciente tendencia en el uso de granos para biocombustibles, como el caso de Estados Unidos, que destina 40% de la producción de maíz a la generación de bioetanol. También es determinante la mayor exigencia de los mercados internacionales de productos agrícolas de mayor calidad e inocuos y a menor costo.

En Chiapas 51% de la población radica en área rural. El sector agroalimentario en Chiapas vive una prolongada y profunda crisis, debido entre otras causas, a que el 65% de los suelos de cultivo presentan degradación, además de la pérdida sistemática de recursos naturales. Esta crisis ha ocasionado que el 46% de la población viva en inseguridad alimentaria debido a la escaza disponibilidad y acceso a los alimentos en un estado donde se presume la riqueza de la biodiversidad. Ante esta problemática, es urgente proponer estrategias de mitigación, socialmente pertinentes, al problema del hambre.

La diversificación debe partir de impulsar una nueva cultura agrícola y rural que permita la preservación de la biodiversidad y los recursos naturales, valorizándolos e incentivando su explotación racional y comercial sustentable, y desarrollando capacidades de previsión y atención de desastres naturales. Una agricultura que tiene una estructura productiva altamente diversificada en campo y en industria, no fomenta el monocultivo y el monoproducto, y más bien aprovecha la diversidad de la demanda y de los mercados, garantizando más mercados y una mayor estabilidad relativa ante las fluctuaciones propias de mercados específicos.

El impulso de la diversificación productiva con cultivos y productos rentables, permitiría desde el corto plazo contribuir a abatir el déficit de maíz actual y lograría el equipamiento y activación de la agroindustria rural para sustituir las importaciones de maíz. Adicionalmente permitirá reimpulsar un mayor desarrollo de la agricultura de traspatio.

Actualmente, la fruticultura ocupa 114 mil hectáreas (el 5.4 % de la superficie agrícola del estado), con una participación de 4.35% en el valor de la producción agrícola. El plátano, mango, papaya y cacao, ocupan 80% de la superficie frutícola y participan en la producción con 93.8%. Hay potencial frutícola en litchi, rambután, mangostán, carambolo, zapotáceas (zapote, mamey, chicozapote), anonáceas (guanábana, papausa), cítricos (limón persa, naranja, mandarina), aguacate, entre otras.

Por otra parte, la agroindustria es limitada, no sólo por el bajo nivel de agroindustrialización de los productos agropecuarios y forestales, los que en su inmensa mayoría son comercializados en fresco y sin valor agregado, sino que la agroindustria existente en muchos casos es obsoleta y requiere de mayor calidad y transformación. Las agroindustrias existentes actualmente son del tipo artesanal y adolecen de limitaciones de calidad, volumen, presentación, empacado, gerenciamiento, entre otros.

Estas propuestas cobran relevancia porque implican optimizar el uso de los recursos disponibles para el desarrollo de la productividad y competitividad del país y del estado, pero también mejorar los niveles de bienestar de la población

 

El potencial productivo agroindustrial es grande, pues la mayoría de los productos no reciben una transformación industrial o ella es muy limitada. El impulso a las agroindustrias es una necesidad apremiante.

Objetivos: 

  • Fomentar la agrobiodiversidad de relevancia mediante cultivos agroforestales, sistemas mixtos o diversificados y sistemas silvoagropecuarios para producir alimentos con enfoque de conservación de los recursos y mitigar los efectos negativos del cambio climático.
  • Establecer sistemas productivos ampliamente diversificados en el sector rural, con cultivos y productos rentables de alto valor agregado, en zonas con productos decadentes o de uso inapropiado de los recursos, para que aumente las fuentes de alimentos, empleo e ingreso.
  • Fortalecer esquemas productivos en condiciones de eficiencia y competitividad, sin poner en riesgo el medio ambiente y agregando valor a lo largo de toda la cadena productiva.
  • Promover la creación de valor agregado de los productos generados en la diversificación con estándares de calidad que exigen los mercados.
  • Establecer estructuras agroindustriales en los territorios, desarrollados y conformadas por cadenas agroproductivas; y estructuras de conglomerados agroalimentarios y forestales que generen productos y servicios de calidad, con alto valor agregado y diferentes presentaciones, y que apoyen la integración de todas las regiones del estado.

Estrategias: 

  • Generar un plan de la diversificación de la estructura productiva y especialmente la industrialización de los productos que requieren de una máxima priorización y coordinación de múltiples acciones.
  • Priorizar la utilización del árbol de ramón, conocido en Chiapas como mujú, ya que puede constituir una alternativa a la problemática del hambre en Chiapas; tiene un gran potencial para su industrialización; puede ser utilizado para reforestar zonas degradadas y revertir la degradación de los suelos y para la recuperación de áreas de bosques que se han perdido; puede ser usado en la alimentación animal; al látex y corteza se le atribuyen propiedades medicinales; su madera es utilizada para múltiples fines como la elaboración de muebles y artesanías.
  • Impulsar en la diversificación al cacao, frutales con énfasis en guanábana, los tubérculos, flores y hortalizas, ya que tienen un potencial enorme de mercado y buenos precios.
  • Desarrollar un sistema de información de productos y servicios agroindustriales de alta demanda estatal y nacional para orientar en ese sentido la diversificación en ramas de producción como los lácteos, embutidos, harinas y derivados, jugos, mermeladas y frutas en conservas, cafés, entre otras.
  • Fomentar la investigación y desarrollo de productos y servicios agroindustriales innovadores para mercados seleccionados.
  • Desarrollar programas de emprendimiento, plan de negocios, capacitación agro empresarial y promoción comercial para el desarrollo agroindustrial.

Las propuestas presentadas en este documento parten de considerar las características fundamentales de cada territorio o región del estado de Chiapas

Si deseas conocer la primera propuesta elaborada para este sector, busca la edición anterior de (mayo-junio 2019, número 63).



Nombre: Arcenio Gutiérrez Estrada
Ocupación: Ingeniero Agrónomo Parasitólogia

NUESTROS ANUNCIANTES