SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Jueves 29 de Octubre de 2020
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.cloudy22 °C
SECCIONES
Chiapas de Tradiciones
Agro info
Agro notas
Agro negocios
Agro eventos
Agro Turismo
Ambiental
Agro Bovinos
Agro Tecno
Agro mujer
Agro Entretenimiento
Negocios
Noticias
Política
Turismo
Agricultura
Tecnología
Ganadería
Eventos
Mujer
Niños
AGRICULTURA

Política

SEGURIDAD ALIMENTARIA


Según la definición de la Cumbre Mundial de la Alimentación celebrada en 1996, en la Orga- nización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agri cultura (FAO), existe seguridad alimen- taria cuando todas las personas tienen en todo momento acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nu- tritivos, para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos a fin de llevar una vida activa y sana. 

En el mundo, de acuerdo con la FAO, más de 821 millones de personas sufren de subalimenta- ción profunda y ni siquiera cubren las necesidades mínimas de un estilo de vida aceptable. Este estado de privación alimentaria se ha mantenido además por un periodo superior a un año, por lo cual esta población sufre de una forma extrema de inseguridad alimentaria. En México, de acuerdo con el Coneval (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social), 24.6 millones de mexicanos carecen de seguridad alimentaria, la que se acentúa en la población que viven en zonas rurales y entre la población indígena, que corresponde a más del 20% de la población.

El panorama de la seguridad alimentaria y nutricional en México cobra aún más importancia debido al incremento de los precios de los principa- les granos básicos, y ante esta situación las políti- cas que debieron incentivar la autosuficiencia de estos granos, generaron una dependencia alimentaria del exterior que actualmente alcanza 50%, siendo el principal país importador de maíz, pese a que el origen de esta especie es justamente mexicano. Se importa más del 90% de soya, más del 83% del arroz y 64%  de trigo.

En Chiapas, el 51% de la población (5,382,175 habitantes) radica en área rural y el 46% vive en inseguridad alimentaria, lo que se explica por un estancamiento de la productividad, competitividad  y rentabilidad y se manifiesta en una profunda crisis y pobreza, que adquiere mayores dimensiones en el medio rural y entre la población indígena. Es para- dójico que en una entidad donde casi el 40% de la fuerza laboral se dedica a cultivar la tierra, no pueda tener la suficiencia alimentaria y prueba de ello es que en el 2013, la Cruzada contra el Hambre, inició aquí en Chiapas. 

La seguridad alimentaria tiene dos aristas:

 

  1. La disponibilidad, acceso y uso de los alimentos y estabilidad de la oferta, así como desde las dos caras de la malnu- trición en México: obesidad y desnutri- ción. 14% de desnutrición infantil, 30% de la población adulta sufre de Más de 18% de la población está en po- breza alimentaria por ingreso.

Al comparar el volumen mensual im- portado durante diciembre de 2018 versus mismo periodo de 2017, se advierte un aumento de 135 mil 445 toneladas en las compras de maíz amarillo, proveniente de Estados Unidos, Brasil y Argentina.

Mayores adquisiciones de maíz blan- co harinero, 22 mil 110 toneladas, que representan un aumento del 30.9%. Esta misma tendencia se observa en sorgo, arroz, cebolla, leche, tilapia, entre otros.

La carencia alimentaria se concentra en los estados del sur de México, lo que refleja que la producción agropecuaria y la productividad son heterogéneas a lo largo del país. En el ámbito productivo, a pesar del dinamismo de las exporta- ciones agroalimentarias, el déficit de la balanza comercial agroalimentaria se ha duplicado pero las importaciones de ali- mentos estratégicos como maíz amarillo, arroz, trigo, soya, leche por mencionar algunos, han aumentado hasta superar su producción nacional.

Para alcanzar la seguridad alimentaria de  la población mexicana, se busca rediseñar la política, tal y como el poder ejecutivo lo pro- pone mediante estrategias tanto productivas como sociales y el refuerzo a los mecanismos de gobernanza institucional, para garantizar el derecho a la alimentación y contribuir a lograr Hambre Cero, el objetivo número dos de la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible. 

Los programas federales actuales del Gobierno de López Obrador, buscan sin duda reactivar el campo mexicano cuyo potencial es enorme ante sus variados recursos naturales y la agrobiodiversidad y microclimas. Ésta es una oportunidad para replantear un nuevo pa- radigma de desarrollo desde la perspectiva de la seguridad alimentaria y repensar la institu- cionalidad nacional atendiendo esta problemá- tica de manera integral, con la participación de los pequeños agricultores, y generar em- pleo para la población en pobreza.



Nombre: Arcenio Gutiérrez Estrada
Ocupación: Ingeniero Agrónomo Parasitólogia

NUESTROS ANUNCIANTES