SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Lunes 08 de Marzo de 2021
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day20 °C
SECCIONES
Chiapas de Tradiciones
Agro info
Agro notas
Agro negocios
Agro eventos
Agro Turismo
Ambiental
Agro Bovinos
Agro Tecno
Agro mujer
Agro Entretenimiento
Negocios
Noticias
Política
Turismo
Agricultura
Tecnología
Ganadería
Eventos
Mujer
Niños
AGRICULTURA

Eventos

EL ARTE DE LA CHARRERÍA


En el marco del Campeonato y Con- greso Estatal Charro y Escaramuzas 2020 “Alberto del Pino Farrera”, tuvimos la oportunidad de entrevistar al locutor nacional de charrería, Mario Vázquez Acosta “El Hueso”, quien nos habló de todos los detalles de este arte y deporte nacional: 

Escaramuzas y charros forman la fiesta mexicana, entre alegres y bizarros, la per- petúan soberana. Este es nuestro deporte, el deporte nacional por excelencia, el que nos representa, el que hace al mexicano el hom- bre fuerte ante el mundo, en los eventos más internacionales como las olimpiadas o el box, siempre que un mexicano triunfa se observa que usa un sombrero de charro, esa es la coro- na grande, y nosotros, los que portamos el tra- je nacional, sabemos la responsabilidad que esto implica, lo hacemos con mucho orgullo.

En la charrería se conjugan muchos facto- res, primeramente, la disciplina, pero también se engloba a un grupo fuerte de personas, des- de el más humilde caballerango, hasta el más encumbrado funcionario, llega un momento en que todos somos una familia, aquí todos somos en uno solo, somos uno en cada recua- dro donde se olvidan los años, así se mantiene la sangre y arreo a través de las generaciones, tratamos de conservar nuestra tradición.

Los personajes de la charreada son:

  • El caporal de la fiesta, es como un árbitro que está dentro del ruedo, del lienzo, y que apoya a los jueces y charros en todo momento.
  • Los jueces, los que llevan la calificación.
  • Los locutores.
  • Los calígrafos, que pintan dentro del lienzo.
    Los corraleros, se encargan de apartar elganado.
    Los charros, quienes con su destreza ofrecen un espectáculo.

 

Suertes charras

 

Las suertes de la charrería, son los ante- cedentes del México antiguo y que hoy con- servamos en el México contemporáneo: cala de caballo, piales en el lienzo, colas, jineteo de toro, terna en el ruedo, jineteo de yegua, manganas a pie y a caballo y el paso de la muerte; cada suerte tiene un porqué y para qué, tiene una historia por cómo nuestros an- cestros utilizaron en todo instante esto para hacer sus labores cotidianas en el campo.

 

Cala de caballo. Es la primera suerte que marca el reglamento de la charrería nacional, donde se califica la andadura, mansedumbre, buen gobierno, aplomos, la educación del buen caballo charro.

 

Piales en el lienzo. Son pruebas del uso de la cuerda, se trata de mandar el lazo para tratar

de amarrar las patas traseras de una yegua bruta, cuando esta viene en plena velocidad; esta labor se hacía en el campo, la hacían nuestros antiguos charros, para hacer sus labores de tuza, poner el hierro candente o curar un animal, pasaba una yegua en el campo, le aventaba el lazo, la ama- rraba y venían los compañeros a hacer el trabajo.

 Colas. El coleadero consiste en derribar un toro en plena carrera, tomándolo por la cola 

Jineteo de toro. Demuestra la fuerza del ji- nete para permanecer sobre este animal mientras repara. De un cajón especial se saca un novillo que sale rumbo al ruedo con un jinete montado, quien debe quitarse de encima del toro después de que este se canse y amanse.

 

Terna en el ruedo. Se trata de amarrar un toro con lazo y derribarlo, ahora se hace con fi- guras vistosas, caprichosas, que se llaman floreo.

 

Jineteo de yegua. Similar al del toro, el charro debe permanecer en el lomo del animal hasta que este deje de reparar, cuidado por tres compañeros de su mismo equipo, sin tocarlo, sin acercarse demasiado a él.

 

Manganas a pie y a caballo. Se deben lazar los cuartos delanteros o patas delanteras de la yegua bruta para derribarla, previo a esto debe realizarse un floreo con la cuerda; la primera se realiza a pie y la otra montado en el caballo.

 

Paso de la muerte. Se utilizó en algún momento para amansar a los animales en el campo, implica pasarse de un caballo amansado a una yegua bruta en plena carrera, sin rienda, y agarrarse exclusivamente de la crin o del cuero y cuando amanse, desmontarse. Es la suerte más peligrosa.

El Paso de la muerte 

Se utilizó en algún momento para amansar a los animales en el campo, implica pasarse de un caballo amansado a una yegua bruta en plena carrera, sin rienda, y agarrarse exclusivamente de la crin o del cuero y cuando amanse, desmontarse. Es la suerte más peligrosa.

Este es nuestro deporte añejo, donde res- petamos al caballo, a la dama, a nuestra re- ligión. Los charros tratamos de ser unos ca- balleros, tratamos de perpetuar esta tradición y somos partícipes de que no se acabe esta raza de “la gente de a caballo”.



Nombre: Redacción Redacción
Ocupación: Editor

NUESTROS ANUNCIANTES