SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Lunes 08 de Marzo de 2021
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day23 °C
SECCIONES
Chiapas de Tradiciones
Agro info
Agro notas
Agro negocios
Agro eventos
Agro Turismo
Ambiental
Agro Bovinos
Agro Tecno
Agro mujer
Agro Entretenimiento
Negocios
Noticias
Política
Turismo
Agricultura
Tecnología
Ganadería
Eventos
Mujer
Niños
AGRICULTURA

Ganadería

GANADERO DE CORAZÓN, HOMBRE EJEMPLAR


Un ganadero de corazón, un hombre ejemplar que dedicó 60 años de su vida a la gana- dería en Chiapas, México y el mundo del cebú, orgullo y ejemplo para muchos ganaderos de su generación, e inspiración para muchas nuevas generaciones, hablar de la historia del cebú en México es hablar de la Finca Perseveran- cia, y desde luego, de don Alfredo d’Argence, entre otras fincas de renombre y nombres que han hecho historia en el Cebú Mexicano, hombre sencillo, ama- ble, conversador y a la vez callado. 

En el gremio cebuista mundial, puso siempre en alto a la ganadería mexicana,

¿quién no ha oído mencionar a Alamo o a Avispón?, ¿cuántas ganaderías de Méxi- co y otros países iniciaron su pie de cría con el famoso ganado de la Z? Una de las ganaderías de más tradición y prestigio en nuestro país. Don Alfredo fue reco- nocido por ser un gran conocedor de la genética Brahman e Indubrasil de más alto nivel, hizo amistades con ganaderos de diversos países, desde Brasil hasta Estados Unidos, un personaje muy a su manera, una persona muy especial, un hombre de equipo, la Finca Perseverancia y sus trabajadores siempre identificados con él, un pilar para nuestra Asociación Mexicana de Criadores de Cebú, y nues- tra Asociación de Criadores de Razas Puras de Chiapas, donde fue consejero en varias administraciones y siempre respe- tado por sus acertadas opiniones.

 

Por Perseverancia durante su administración, que fueron muchos, es honrar a don Alfredo con lo que fue su pasión y su vida, la Finca Perseverancia. Su familia y sus amigos ganaderos, hoy honramos a don Alfredo d’Argence, nuestro amigo.

 En lo personal tuve el gusto de cono- cerlo, o él a mí, desde 1972, cuando yo tenía 7 años, ya que mi padre y él, además de una relación de trabajo, hicieron una amistad estrecha, viajando y conversando largas horas, tomando café, siempre ha- blando solo de cebú. De los amigos de mi padre, a los cuales admiro y respeto, todos ellos ganaderos cebuistas, tuve a bien ele- gir a don Alfredo para apadrinar a la XIV generación de médicos veterinarios zoo- tecnistas de la Unach, a la cual pertenezco y que, orgullosamente, lleva su nombre: Don Alfredo d’Argence Morell.

 

A la familia cebuista de Chiapas, México y el mundo, a todos sus amigos y compañeros gremiales, nos duele su ausencia y nos indigna la manera en que nos lo arrebataron.

 

Doña lupita, Paulina, Alfredo y Adrián, sé que se sienten orgullosos del legado que en vida les dio don Alfredo, y del que les deja ahora con su ausencia física

 

Descanse en paz, don Alfredo d’Argence Morell.



Nombre: Redacción Redacción
Ocupación: Editor

NUESTROS ANUNCIANTES