SOLICITE SU ESPACIO

[961]1472310


Socializa
con nostros
Lunes 08 de Marzo de 2021
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.partly-cloudy-day20 °C
SECCIONES
Chiapas de Tradiciones
Agro info
Agro notas
Agro negocios
Agro eventos
Agro Turismo
Ambiental
Agro Bovinos
Agro Tecno
Agro mujer
Agro Entretenimiento
Negocios
Noticias
Política
Turismo
Agricultura
Tecnología
Ganadería
Eventos
Mujer
Niños
AGRICULTURA

Agro notas

Alfredo d'Argence Morell


Para esta edición y con la finalidad de hacer un homenaje a don Alfredo d’Argence Morell (q.e.p.d.), retomamos una semblanza sobre él, publicada en la revista Cebú Mexi- cano número 12 (marzo-abril, 2014).

Con mucho respeto y orgullo, les compar- timos la semblanza:

Ganadero y ser humano con amplio reconocimiento. Fue dedicado a su FINCA PERSEVERANCIA, en el municipio de Tonalá, Chiapas, en una vida de esfuerzo y trabajo. Su mejorGanadero y ser humano con amplio reconocimiento. Fue dedicado a su FINCA PERSEVERANCIA, en universidad fue la vida, y de ella aprendió que las cosas deben realizarse con amor, elemento que profirió a cada integrante de su familia, a sus hermanos, amigos y trabajadores.

 

En el faldón de la Sierra Madre del muni- cipio costero de Tonalá, Chiapas, se ubica la finca ganadera Perseverancia. Don Alfredo d’Argence Morell fue socio fundador y repre- sentó a esta finca desde su constitución hace más de 60 años. Ganadería que ha sido semi- llero para la formación de un gran número de ganaderías de la zona costa, de otros estados de México y del extranjero, diseminando se- mentales de alta calidad que mejoran a través de generaciones descendientes, la producción de carne y leche.

 

Estudios y residencia en Chiapas

 

Alfredo d’Argence Morell nació en la Ciudad de México el 3 de septiembre de 1941. Era el mayor de cuatro hermanos. Sus estudios iniciales los realizó en Chiapas y en el Internado México (en Tlalpan) cuatro años. Después fue enviado a estudiar cinco años a los Estados Unidos. En 1959, Alfredo d’Argence llegó a Chiapas de vacaciones buscando empleo por tres meses en Tuxtla Gutiérrez, encontrándolo con el empresa-  rio Enrique Zardain, quien lo empleó en la

comercialización de café, en la comunicación y para hacer contratos con brókeres ameri- canos (por su impecable inglés). También lo enviaban a Yajalón a negociar con los socios y debía traer negocios amarrados para Café Zardain, que en esos años controlaba la ma- yor parte del aromático grano de Chiapas. 

El joven veinteañero decidió echar raíz en Chiapas. Con el objetivo de realizar ac- tividades productivas se unió al grupo de inversionistas encabezados por don Enrique Zardain para comprar en junio de 1959, Finca La Gloria (una de las unidades productivas del conjunto de Perseverancia). 

En noviembre de ese mismo año, la socie- dad adquiere Finca Perseverancia que era la sección colindante con la costa de un extenso territorio que se extendía más allá de la sierra hasta la zona cafetalera de la Frailesca. Así, mientras don Alfredo terminaba sus estudios por correspondencia en la carrera de contador privado en la Escuela Bancaria y Comerical, nacía Finca Perseverancia como otra de las sociedades exitosas del grupo de don Enri- que Zaradin, a quien don Alfredo reconoció ese gran talento de trabajo en equipo y entre amigos.

 

Negocio ganadero

 

Alfredo continuaba trabajando en la co- mercialización del café. Perseverancia aún no era redituable y estaba casi perdida entre la vegetación de la montaña. Durante un año se desmontaron los terrenos. En 1961 se trasladó definitivamente a Perseverancia y contrajo nupcias. Al nacer sus hijos, y para brindarles educación adecuada en la capital, retornó a Tuxtla Gutiérrez. Así iniciaron sus continuos viajes entre la capital del estado y Tonalá, dedicado a la cría de becerros. Llegó a mover en el año 20 mil animales.

El negocio de los becerros y ganado de carne era muy redituable, pero necesita- ba incentivarse. A mediados de 1962, la matriz de la compañía que les compraba las cosechas de café en la capital del país, le embargó un cliente deudor de otro estado un lote de 25 vacas y un toro, se trataba del famoso JDH Ker de Manso, hijo del toro fun- dador de la raza Brahman en el mundo. Este lote fue enviado a Perseverancia. Don Alfredo y el mercado de la región tropical no tardaron en descubrir las bondades de la novedosa versión cebuina americana: el ganado Bra- hman. Fue así como Perseverancia emprendió camino con el registro No. 1 oficial de la Asociación Mexicana de Criadores de Cebú (AMCC), siendo primer y único criadero puro de registro en Chiapas. Desde entonces las actividades toma- ron otro rumbo. La demanda repuntó, mientras tanto crecía el criadero, se importaron más hembras de los prin- cipales criaderos de Estados Unidos  y se comenzó a diseminar la propia genética de Perseverancia en México.

 

“Procurábamos instalar lotes de exhibición en todas las agencias de café y para surtir con prontitud transportábamos el ganado en avión, teníamos una clientela muy grande en Tabasco y Veracruz. A partir de aquí empezamos a inseminar, primero en fresco, con un sistema de conservar el semen en agua de coco a temperatura de 5 grados que aguantaba tres días fértil, luego en ‘pellets’, luego en ampolletas y finalmente en pajillas”, detalló en entrevista.

Para este nivel de especialización, Alfredo d’Argence tomó en 1963 un curso de obstetricia veterinaria en la Universidad de Kansas, E. U., en el que supo la importancia de saber “palpar”, como una actividad imprescindible en la gana- dería, recomendación que siempre hizo a todos sus clientes.

Más allá de la frontera

 

A partir de 1970, y muy consolidado en el mercado nacional, Alfredo d’Argence emprendió una campaña de ventas en Cen- troamérica y en cinco años se convirtió en el principal mercado. El ganado de registro de Perseverancia estaba en todos los países de

esta zona y exponían en las principales ferias ganaderas de Honduras, Guatemala, El Salva- dor, Nicaragua y Costa Rica.

 

Su calidad era tal, que el toro Álamo, después de ser Gran Campeón en numerosas pistas de califi     fue exportado a Estados Unidos, donde en 1974, obtuvo el récord de ventas de semen dentro y fuera de ese país, fue exhibido en el legendario estadio Astrodo- me en el evento más importante de Brahman  a nivel mundial: Houston Livestock Show; donde fue muy admirado, llegó a pesar 1,530 kg. Otro toro de gran renombre fue Avispón,

Campeón Nacional desde becerro hasta adulto de forma invicta. De la misma forma se desta- có la vaca Perseverancia 477, siendo también Gran Campeona Nacional de la Raza desde becerra, hasta que salió de las competencias por edad.

 

Otro gran emprendimiento cebuista de don Alfredo en Perseverancia, fue en el año 1961, apenas en su establecimiento en la finca, fue el inicio de la crianza del ganado Indubrasil, cuando comenzaba el gran auge que llegó a tener esta raza, compró hembras de los prin- cipales criaderos pioneros de esa raza en Mé- xico, como el de don Reyes García y adquirió el mejor material genético de importación, al poco tiempo empezó a tener mucha presencia en pistas y mercados.

 

En la raza Indubrasil, se logró un impor- tante reconocimiento en 1985, cuando el famoso juez brasileño Pylades Prata Tiberi, juzgaba una pista de campeonato nacional, y declaró que la hembra 485/6 de la Z, era “el animal más perfecto que he visto en los 48 años que tengo de juzgamiento”.

 

Hoy en día Perseverancia lidera las pistas y los mercados del ganado Indubrasil y sigue promoviendo y mejorando a esta raza que, por razones ajenas, ha perdido terreno en el am- biente cebuista. 

El registro No. 1 en la AMCC solo fue el inicio de la labor perseverante, con el paso de los años vinieron las certificaciones de ser el primer criadero en registrar 500, mil, 5 mil, 10 mil, 15 mil, y 20 mil animales. No hay otro criadero en México de cualquier raza que tenga ese récord.

 

Consolidación

 

Finca Perseverancia, dirigida por don Alfredo d’Argence, fue el criadero que más ha exportado y a más países, entre ellos Tailan- dia, a donde se envió un barco completo con pies de cría. Esto le valió el reconocimiento del gobierno de ese país por su trabajo en calidad genética. 

Recibió la Medalla Presidencial al Mérito Ganadero en dos ocasiones. La primera con el presiente López Portillo y la segunda con Vicente Fox; la Medalla al Mérito Cebuista y tres veces la Medalla al Mérito Estatal en Chiapas. 

Una inolvidable hazaña dada por un chispa- zo de talento, la tuvo con su amigo Guillermo Salcedo, cuando en 2002, asistieron al Hous- ton Livestock Show y se fijaron en un becerro de la ganadería V8, el Mr. V8 612/5, asocia- dos negociaron su compra. Al día siguiente en pista de calificación, el becerro confirmó las bondades apreciadas por ambos, logrando el Campeonato Internacional de la Raza Brah- man en el evento más importante y represen- tativo de esta raza en el mundo, superando a todos los campeones nacionales de Estados Unidos del momento. En su madurez ya en México, después de haberse exportado semen a muchos países como Brasil, desde Estados Unidos, este toro pesó 1,500 kg. 

Recientemente le otorgaron un reconoci- miento por haber pasado de 20,000 animales cebú registrados, y en un año aproximadamen- te llegarán a los 25,000. 

En 2017, obtuvo también como reconoci- miento la Giba de Oro, por registrar ganado con la AMCC por 50 años de manera ininte- rrumpida. Esta ganadería es la única en lograr este reconocimiento hasta la fecha. 

Contribución a la ganadería 

En la organización de la ganadería de regis- tro en su estado Chiapas, don Alfredo fue parte importante, perteneció al grupo de ganaderos que fundó la Asociación de Criadores de Razas Puras de Chiapas, organización que ha sido clave para la productividad de ese estado, por su gran contribución a la mejora del inventario ganadero en Chiapas a través del programa gubernamental de mejoramiento genético. 

Después de pertenecer a varios consejos, fue presidente de 1996 a 1998, tiempo en que organizó la XXXIV Exposición Nacional de Ganado Cebú, en Tuxtla Gutiérrez, rompiendo récords de participación con mil cabezas de ganado en exposición. Desde los inicios de Fomento Económico de Chiapas A. C., re- presentó a los ganaderos en la proyección de planes como Chiapas visión 2020. 

Conocedor de su actividad, en la entrevista de 2014 afirmó que la ganadería en Chiapas había decrecido mucho con las devaluaciones: “[...]muchos ganaderos vendían el ganado para meterlo a bancos, con el espejismo de muy altas tasas de interés y llegaron a pagar el 150% en 1985, nosotros teníamos la seguridad que al entrar el libre comercio se iba a ir la actividad para arriba, pero fue al contrario al permitir entrar carne y ganado de todos lados, tenemos el cuello de botella del financiamineto porque los bancos dejaron de fi    al campo, antes teníamos créditos a siete años con dos sin abonar capital, ahora los créditos son a muy corto plazo, para la ganadería sobre todo, y con tasas que nunca podrán pagarse en la actividad”.

 

Ante esa situación, expresó un consejo: se debe mejorar siempre. “Cuando uno ve ganade- rías con instalaciones de lujo e inversiones en  el rancho que no son necesarias, significa que el dueño tiene otro ingreso, la ganadería debe reinvertir en su propio crecimiento productivo”. 

Cuando se platicaba con don Alfredo d’Argence, se percibía un hombre ecuánime, práctico pero muy ameno y buen conversador. Conocía de muchas cosas porque muchas cosas le preocupaban, comenzaba su día a las 4 am con una charla previa al trabajo con los em- pleados, cuando estaba en el rancho repartía las actividades para tractoristas y vaqueros para los distintos potreros; y recibía el primer reportede la fi      si estaba en Tuxtla, llevaba siempre delantera para cuando el mundo despertaba. 

Aseguraba que el éxito se mide logrando metas y teniendo gente participativa y satis- fecha alrededor, “en la finca hemos tenido siempre un negocio sano, somos una familia, ahí han nacido muchas generaciones, los pa- dres y abuelos de mis empleados ahí nacieron. Siempre salimos avante a pesar de los proble- mas, hemos progresado juntos, porque sé que detrás de los negocios, hay muchas familias que deben salir adelante”, concluyó en nuestra entrevista de 2014

 



Nombre: Redacción Redacción
Ocupación: Editor

NUESTROS ANUNCIANTES