Deja que las vacas hablen


Para entender y/o interpretar la frase “deja que las vacas hablen”, se puede decir: deja que las vacas muestren sus producciones ante la presencia de un producto o programa que de verdad puede ayudarle a obtener mejores resultados de todo tipo.

Tras años de vida y experiencia, observando el desempeño de los rumiantes en campo donde se necesita saber interpretar sus resultados positivos o negativos, es entonces cuando digo: “la vaca ya habló”, y es momento de tomar la decisión de seguir con el mismo programa o producto o no, para recibir el mejor retorno de inversión.

Concatenando lo anterior pero dándole un giro científico, deseo señalar una breve reseña de lo que presencié el pasado mes de octubre en el Congreso Latinoamericano de Nutrición Animal (CLANA 2016), en el que se presentaron resultados de trabajos experimentales de diferentes países latinos, hubo actualizaciones de ciencia y nutrición animal, se abordaron temas sobre el funcionamiento del tracto digestivo (con especial atención en el intestino delgado de vacas, cerdos y aves); así mismo, presentaciones sobre acuacultura y mascotas.

Con esto se entienden mejor las funciones de los diferentes intestinos de cada especie, se aportaron detalles acerca del menor uso (casi eliminatorio) de los antibióticos para la nutrición animal, pasando por temas de actualización racional de los nutracéuticos, pre y probióticos, cómo criar un holobionte (organismos asociados que se desenvuelven en un mismo ambiente), el uso de fitonutrientes, vitaminas y enzimas, así como el uso indispensable de los minerales junto con la bioseguridad y la sustentabilidad de los diferentes negocios.

Es importante reflexionar sobre lo que enfrentaremos en el futuro próximo, principalmente los que estamos en el estudio de la nutrición animal en rumiantes en pastoreo

Detalles importantes a considerar fueron los aspectos de salud animal, y en términos generales, todo estuvo orientado a ofrecer una mejor nutrición animal para un mejor bienestar y en consecuencia un mejoramiento en la nutrición del ser humano. De toda esta explosión de conocimientos del mundo microbiano pensé: “imposible vivir sin retos, es mejor que existan para seguir sintiéndome vivo”.

Esta información es asombrosa y por ello es importante reflexionar sobre lo que enfrentaremos en el futuro próximo, principalmente los que estamos en el estudio de la nutrición animal en rumiantes en pastoreo. En breve estará en nuestra mesa de decisiones el uso de lo reseñado anteriormente, ya que algo similar sucedió hace más de 15 años sobre el uso y sus efectos de los probióticos y prebióticos; hoy es una realidad y el uso común en la ganadería de carne y/o leche. Recordemos que hace más de 20 años fue la presentación del uso comercial de las enzimas en dietas para rumiantes y ahora las usamos en todo momento.

Deseo que en esta revista Cebú Mexicano, sea la primera vez que leas y te intereses en algo científico pero práctico que veremos muy pronto en forma comercial acerca de estos nuevos nutrientes como pueden ser los nucleótidos, fitonutrientes, holobiontes, enzimas de nueva generación, así como diversos aditivos enfocados en el mejoramiento de la salud y desempeño animal, contribuyendo en el mejoramiento de la parte productiva y reproductiva animal y elevando la rentabilidad del negocio ganadero.

Iniciemos:

La contraparte de las bacterias patógenas son las probióticas, es decir, las últimas son buenas. La microbiota animal es un cúmulo de información genética donde se llevan a cabo ataques y defensas de diversas bacterias, y el campo de batalla es el tracto digestivo. Hace millones de años los rumiantes identificaban perfectamente las diferentes hierbas que les beneficiaban o las que les perjudicaban, con base en esto, los rumiantes de hoy también las identifican gracias a los genes de su tracto digestivo (TD).

Sin embargo, en la actualidad el conocimiento científico nutricional ha avanzado mucho en este rubro y se han desarrollado productos pro y prebióticos, como las enzimas por decir solo algunos, que rompen y desdoblan más y mejor la fibra de los pastos; lo que sigue son los holobiontes, los fitonutrientes, las enzimas de 4a generación, entre otros, para hacer más eficiente a los rumiantes ya sea en corral de engorda, una lechería, en el altiplano, el trópico o en pastoreo racional.

El efecto de la nutrición sobre el desarrollo temprano del sistema entérico se considera como uno de los pasos fisiológicos más importantes para alcanzar el crecimiento óptimo y una reducción máxima de la mortalidad para lograr el mejor retorno de inversión.

En los primeros días de vida hay cambios importantes del TD de todo animal. Con una alimentación adecuada, el intestino se desarrollará más rápido, la ganancia de peso se acortará y en consecuencia se mejorará el comportamiento animal.

Para entender y/o interpretar la frase “deja que las vacas hablen”, se puede decir: deja que las vacas muestren sus producciones ante la presencia de un producto o programa que de verdad puede ayudarle a obtener mejores resultados de todo tipo

La población microbiana activa que se establece en las primeras horas de vida en el TD, promueve su desarrollo rápido, sin embargo, aún no está claro cuál es la contribución exacta de la presencia microbiana y sus productos de fermentación en el TD para el mejor desempeño animal y contar con mayor sustentabilidad. En general, se asume que existe una estrecha relación simbiótica, pero al mismo tiempo una competencia para algunos nutrimentos entre los órganos en desarrollo y la población microbiana.

Hay múltiples evidencias para que un programa de alimentación en la fase inicial de la vida del animal sea eficaz, se deben tomar en cuenta las intervenciones dietéticas que proporcionan los nutrimentos como las condiciones esenciales que deben existir en el tracto digestivo para un desarrollo acelerado del aparato digestivo y por lo tanto, el establecimiento de una relación simbiótica entre la flora microbiana y el animal. Lograr estos objetivos van más allá de los requerimientos alimenticios clásicos y con ello los aditivos nutricionales específicos pueden desempeñar un papel muy importante para lograr ese extra beneficio.

Los aditivos nutricionales mejoran el funcionamiento del sistema gastrointestinal por un efecto sobre la fisiología intestinal; el pH gástrico, las secreciones intestinales, la inmunidad y/o el equilibrio microbiano serán mejorados. El número de aditivos utilizados para todo tipo de animales ha aumentado en los últimos 20 años. Este impacto se ha acelerado por la inquietud de los consumidores quienes desean comer más saludable y/o tener alimentos con menos químicos o fármacos (antibióticos) en sus dietas, tanto vegetal como animal.

El uso de aditivos se basa sobre todo en una demanda con respecto a mejorar los índices de productividad, obteniendo mejores resultados de GDP; disminuir la conversión alimenticia (CA); y aumentar la rentabilidad del negocio.

Al momento de elegir aditivos para la alimentación animal, el interés debe estar enfocado en aquellos que estimulan el crecimiento y la función de las vellosidades intestinales, de sus criptas de asimilación de nutrientes y de aquellos denominados enterocitos del sistema linfoide asociado con el TD. Esto dará lugar a una mejor utilización de nutrientes y a una reducción del riesgo de problemas entéricos.

Los aditivos que pueden estimular el desarrollo entérico son ácidos orgánicos, ácidos grasos, enzimas, minerales de 2a generación, aceites esenciales y prebióticos y/o probióticos, entre otros; sin embargo, todavía hace falta información exacta y cuantitativa sobre los efectos y su modo de acción.

La utilización de los diferentes aditivos en los rumiantes han demostrado que tienen como objetivo ofrecer nutrimientos esenciales para el crecimiento de los órganos, sobre todo los del sistema digestivo e inmunitario, así como regular la microflora intestinal, apoyando la absorción y utilización de nutrimentos de los componentes no aditivos; sin embargo, no se puede decir que así suceden las cosas. Todo indica que habrá interesantes investigaciones sobre estos aditivos.

Hace millones de años los rumiantes identificaban perfectamente las diferentes hierbas que les beneficiaban o las que les perjudicaban, con base en esto, los rumiantes de hoy también las identifican gracias a los genes de su tracto digestivo (TD)

El abastecimiento de los nutrimentos esenciales para el crecimiento máximo de las estructuras intestinales (vellosidades, criptas y enterocitos) y del sistema inmunitario, se concentra de una manera predominante en el micro-nutrimento como las vitaminas y minerales.

El énfasis está en estimular y mantener la integridad del TD, ya que una de las amenazas principales para el mismo es el uso de antibióticos como factores de crecimiento; esto no debe estar permitido. Son entonces las bacterias patógenas las que se recomienda utilizar. Bajo condiciones prácticas de nutrición animal, la presencia de niveles bajos de estas bacterias entéricas es difícil de eliminar, dado que la eficacia del sistema inmunitario en las fases de crecimiento parece estar condicionada a un “contacto temprano con ciertos microbios”, que podrían argumentar una presencia de niveles bajos y controlados de estas bacterias malignas para estimular el TD y mezclarlo con una población microbiana.

Con base en esto, el objeto es ofrecer los aditivos para reducir la concentración de bacterias perjudiciales y crear una microbiota intestinal equilibrada, ya que los probióticos, prebióticos y ácidos orgánicos están adaptados para esto.

A continuación la tabla No. 1 presentada por G. J. Neto de Brasil con el título “La manipulación de la microbiota y la nutrición de los enterocitos”, en la que se presentan las principales líneas de aditivos para mejorar los rendimientos sin antibiótico:

Tabla 1. Principales líneas de aditivos para mejorar los rendimientos sin antibiótico

Aditivos

Mecanismo de acción y efectos

Probioticos

Introducción de bacterias beneficiosas en el sistema digestivo

Prebióticos

Promover el crecimiento de bacterias beneficiosas en el sistema digestivo y o aglutinación de las bacterias con fimbrias

Simbióticos

Colonización intestinal con bacterias seleccionadas y fermentación por los prebióticos

Acidos orgánicos y sus sales

Antimicrobianos y cambio de pH

Inmunoestimulante

Aumento de la inmunidad de los animales

Aceites Esenciales (fitoterápicos)

Acción antibacteriana

Bacteriocinas, péptidos antimicrobianos y bacteriófagos

Antimicrobianos

Estimuladores de la proliferación de celular (glutamatos, nucleótidos).

Nutrición y mantenimiento de la integridad de la mucosa del TGI

Derivado de lo anterior, puedo decir que los aditivos, por mencionar solo unos como los fitonutrientes, ácidos orgánicos, simbióticos y minerales, y otros más; contribuyen en la síntesis de tejido intestinal, desempeñando un papel dominante en mejorar el estado inmunitario del animal. Estos nutrimientos ofrecidos en niveles más altos que los generalmente considerados, son necesarios para el crecimiento óptimo y acelerado del sistema inmunitario.

De esta manera “dejemos que las vacas hablen” significa que continuemos con el avance científico sobre nutrición animal en rumiantes; el reto aún se incrementa cuando el ganado de carne y/o leche se encuentra en pastoreo y en zonas tropicales (climas extremos). Ahí es donde la ciencia debe llegar lo antes posible previendo los nutrimentos necesarios para el crecimiento y el enfoque principal de muchos aditivos alimenticios de modo general, y también facilitar las condiciones que conducen a una mejor absorción y utilización de los nutrientes.

Todo orientado para sacar a nuestro país del letargo alimenticio que tenemos y aportar toda la ciencia en beneficio de esta rama de la ganadería en México.

Lea mas


10 Años en portada de Más Agro

Han pasado 10 años desde que el sueño de tener un medio de información que fuera el referente en los agronegocios en Chiapas, comenzó. Tú, nuestro lector, eres el único que podrá dar fe de que ese ...

Leer ➔

XL Exposición Ganadera Regional

La mejor calidad genética en la expo regional más grande del país, ¡se exhibieron 1,001 animales!; juzgamientos, conferencias, convivencia familiar, venta de ganado y más actividades en esta fiesta del ganado chiapaneco La XL Exposició...

Leer ➔

volver a la cima ↑