REALIDAD Y RETOS DEL AGRO EN CHIAPAS PROPUESTAS URGENTES PARA EL ÁMBITO RURAL PARTE 1


La realidad de Chiapas es compleja, con sus más de 20,047 localidades, por su creciente población con más de 5,217,908 habitantes y su multiculturalidad, por la degradación de los suelos y recursos naturales y porque el 46% vive en inseguridad alimentaria, además del minifundio. El sector agropecuario de Chiapas presenta signos de agotamiento, reflejados en un estancamiento de la productividad, competitividad y rentabilidad y se manifiesta en una profunda crisis y pobreza.

Urge promover una ruralidad competitiva, y por ello en dos números de esta revista se presentan dos propuestas para el ámbito rural, que parten de considerar las características fundamentales de cada territorio o región del estado de Chiapas; ya que cuando el contexto territorial se desconoce, Landini (2010) señala que suelen generarse procesos de tipo vertical que no responden a los intereses y a la realidad de los productores. Las propuestas consideran como actores que aportan a la identificación de las necesidades reales, a los productores, sus comunidades rurales y su medio social, ambiental e institucional.

Estas propuestas cobran relevancia cuando se sabe que en la cuarta transformación que inició tanto el presidente electo, a nivel federal, como el gobernador electo a nivel local, necesariamente implica optimizar el uso de los recursos disponibles para el desarrollo de la productividad y competitividad del país y de Chiapas, pero también mejorar los niveles de bienestar de la población, por lo que es necesario orientar las políticas para el desarrollo de la economía rural en congruencia con la estrategia de reducir la pobreza, mediante el crecimiento económico del sector. Sin embargo, las iniciativas encaminadas al desarrollo agropecuario no solo deben tener el enfoque en el incremento y eficiencia de la producción, sino también deben estar articulados al desarrollo desde la perspectiva económica, social, humano-cultural y ambiental como lo propone Yilmaz et al. (2010).

Por ahora se presenta la primera propuesta.

Programa estatal para la organización rural productiva y fomento de la asociatividad

Problemática que atiende: minifundio, fomento a la organización y formación de clúster, economía rural productiva

En Chiapas, la acelerada fragmentación de la tierra creó al minifundio, que junto con la baja escala productiva limitan la competitividad, debido a la baja rentabilidad y carencia de economías de escala que genera altos costos de producción. Chiapas ocupa el primer lugar en minifundio y la agricultura posee una atomización de pequeñas explotaciones que condiciona sus posibilidades de desarrollo. Muchos productores poseen poca superficie. Se requiere lograr la asociatividad entre los pequeños y medianos productores y de éstos con empresas conformando alianzas que les permita economías de escala en la producción, almacenamiento, industrialización, comercialización y mercadeo, y, por tanto, incrementar sus posibilidades de desarrollo.

Por otra parte, en general se formulan políticas públicas homogéneas para el sector, sin considerar las características fundamentales de cada territorio o región del estado y se generan estrategias que pueden no responder a los intereses y la realidad de los productores. Se sabe que a medida que va aumentando el tamaño de la explotación se presentan mayores índices de mecanización, lo que deja en evidencia que las unidades productivas de mayor tamaño cuentan con niveles superiores de capitalización en activo fijo. Con respecto al origen de la fuerza de trabajo, la mano de obra tiene un marcado carácter familiar. Esta impronta supone que la actividad doméstica es inseparable de la actividad productiva. El mejoramiento de la economía rural productiva requiere de una extraordinaria coordinación interinstitucional, pública y privada, revirtiendo el actual esquema de asignación ineficiente de recursos, descentralizándolos para que lleguen mayoritariamente a los productores, al tiempo que se fundamenta la necesidad de transitar de la ejecución de múltiples y dispersos proyectos hacia programas integrales de alto impacto.

Objetivos:

• Generar un mecanismo institucional para reconocer la diversidad de productores y con base en la diversidad integrar efectivamente en el modelo de crecimiento por segmentos de productores de menor tamaño y más vulnerable hasta los más competitivos.

• Sobre la base del reconocimiento de los segmentos de los productores, generar estrategias de intervención para el desarrollo, basada en una tipología de productores diversificada, que implicaría generar intervenciones diferenciadas de acuerdo con la realidad específica de cada uno de los segmentos de explotaciones existentes.

El sector agropecuario de Chiapas presenta signos de agotamiento, reflejados en un estancamiento de la productividad, competitividad y rentabilidad y se manifiesta en una profunda crisis y pobreza

• Fomentar la asociatividad entre los pequeños y medianos productores, para transitar de una agricultura de minifundio y de pequeña producción aislada a alianzas que les permite economías de escala en la producción, almacenamiento, industrialización, comercialización y mercadeo, y por tanto incrementar sus posibilidades de desarrollo.

• Transitar hacia la asociatividad de los productores, particularmente en los sistemas de producción de café, maíz, frijol, forestales, frutales y cultivos estratégicos para lograr mayores economías de escala y volúmenes de producción.

Estrategias:

• Conformar una nueva institucionalidad pública y privada fundamentada en la corresponsabilidad y en funciones bien definidas para el sector público, privado y la cooperación externa.

• Mejorar la gestión de las instituciones del sector para que respondan mejor y en sincronía a las necesidades de la población rural, estimulando el desarrollo de las capacidades de los actores de la producción para desarrollar las potencialidades con nuevas opciones productivas.

• Definir y distribuir las responsabilidades entre las dependencias del sector del estado, el sector privado y las organizaciones de la sociedad civil, para contribuir a generar un nuevo marco de organización que articule los esfuerzos institucionales y eleve la competitividad de las cadenas agroproductivas y la asociatividad de los productores.

• Eliminar la corrupción y así mejorar la eficiencia del gasto público, focalizando las inversiones en territorios y en clúster (asociatividad) que garanticen el mejoramiento de la producción y la productividad.

• Que no ocurra la dispersión de proyectos y acciones de bajo impacto e impulsar programas integrales de alto impacto que integren las capacidades físicas, técnicas, productivas e institucionales. La estrategia es la de transitar desde proyectos numerosos y aislados, de bajo impacto, desarticulados e insostenibles, hacia la instrumentación ordenada de programas eficientes y congruentes con la política sectorial y la visión estratégica.

Se debe atender la problemática del minifundio, la seguridad alimentaria, el valor agregado a los productos, así como fomentar la organización entre productores y preservar la biodiversidad y los recursos naturales

• Reordenar la asignación y uso de los recursos de manera que lleguen mayoritariamente a los productores y sus actividades, en tiempo y completo.

• Orientar las políticas del sector estableciendo prioridades y potenciar una coordinación interinstitucional integral para el mejoramiento e innovación de la productividad, organizando la producción con base en un plan estratégico que se soporte en una agenda estatal de investigación alineada a los problemas estructurales de la productividad.

Para que conozcas la segunda propuesta elaborada para este sector, busca la siguiente edición de Más Agronegocios Club (julio-agosto 2019, número 64).


Autor: Arcenio Gutiérrez Estrada

Lea mas

ENERGÍAS RENOVABLES Y LIMPIAS

ompaña a nuestra con- ductora de la cápsula infantil, Ivanna Ramos, quien nos explica cuáles son las energías renovables y limpias. Crear energía es muy importante porque se usa en cualquier actividad, un animal usa ...

Leer ➔


¿Qué nos falta para ser más competitivos?

Vemos muchos avances en la industria de nuestro país, pero el campo sigue estando en condiciones desfavorables y con poco crecimiento, no obstante es una parte de tierra muy importante ya que existen 26.9 millones de hectáreas ...

Leer ➔

volver a la cima ↑