UNA FILOSOFÍA RANCHERA DE VER LA VIDA


El 13 de julio de 1959, se estableció como el día de la celebración del árbol en homenaje a Miguel Ángel de Quevedo, el apóstol del árbol, por iniciativa del recordado expresidente de México, lic. Adolfo López Mateos.

60 años nos separan de ese hecho histórico, basamento importantísimo para la viabilidad de la humanidad, los árboles no solo forman parte de la belleza escénica del bosque, sino que son fundamentales para nuestra vida por los beneficios que ofrecen como la generación de oxígeno puro y la retención y purificación del agua.

Vivir es increíble, ¡y más haber nacido en esa fecha histórica! Llegar a esta edad no pasa desapercibido, reflexiono que cumplir 60 años es una forma de conquistar el éxito, puesto que en mi recorrer he visto desgracias de algunas personas y triunfos de otras; pero el mejor compañero es el tiempo que todo lo construye y aquilata, y así, a los sucesos se le da la dimensión y la perspectiva que uno le quiera dar.

Lo importante es vivir y el mejor tributo que le puedo dar al sentido de mi existencia es sembrar 60 árboles en mi tierra, el rancho “El Naranjo”, porque al final de cuentas hay un principio jurídico biocéntrico hombre y tierra.

Autor: Lucyana Malossi Queiroz

Lea mas

EL DESAFÍO DE PRODUCIR MAÍZ

Actualmente se están dando una serie de coyunturas políticas, económicas y climáticas que ponen en jaque el área de maíz en La Argentina, y el mayor impacto lo sufren las zonas agrícolamente mas frá...

Leer ➔


Mal de ojo

El “mal de ojo” es una creencia supersticiosa que hay en muchas partes de México. Se sabe que una persona puede provocar daño a otra con la fuerza de su mirada, en especial a los niños. La ...

Leer ➔

volver a la cima ↑